2.1 - El cerebro enfocado

El enfoque se trata de dedicar la mayor parte de su cerebro como sea posible a una determinada tarea. El cerebro tiene muchas partes: la parte frontal se encarga de lo que está pensando en este momento (el CPU y el caché L1/L2, si lo desea), la parte de atras es donde almacena cosas (la RAM), y la parte de mas atrás es donde almacena conocmiento a largo plazo (su disco duro). El enfoque se encarga con lo que yo uncientíficamente llamo “la parte frontal” de su cerebro.

Cuando se enfoca, usted está intentando de dedicar el 100 por ciento de la parte frontal de su cerebro a la tarea actual. Para entender mejor esto, echemos un vistazo a un cerebro no enfocado. Imagine que está intentando concentrarse en una tarea, por ejemplo, escribiendo un nuevo programa en Perl para automatizar un procedimiento. Sin embargo su mente también está llena de pensamientos sobre la reunión que tiene en una hora, otras tres tareas que tiene que hacer hoy, y la leche que debe de comprar hoy camino a casa, y todavía esta preocupado sobre algo que le dijo su jefe esta mañana. Todas esas cosas que toman espacio de la parte frontal de su cerebro, roban capacidad al programa de Perl que está escribiendo! ¿Que tan bueno cree que será el programa de Perl con todas esas otras cosas llenando la parte frontal de su cerebro?

No pensará que el solo intentar recordar que necesita comprar leche despues del trabajo tomará ciclos de la tarea en la que está trabajando, pero lo hace. Parte del cerebro se usa para mantener ese pensamiento vivo. Los chips DRAM funcionan de la misma manera. Ellos tienen que estar refrescando su memoria o la información desaparece. (Curiosamente, SRAM no requiere refrescarse constantemente y es mucho mas caro.) Mantener un pensamiento vivo en la parte frontal de su cerebro lleva tanto “tabajo” con hacer cualquier tarea física.

Borrar todas esas cosas de “necesito recordar” de su cerebro delegándole la responsabilidad de recordarlas a algún otro sistema. Establezca una alarma que suene antes de que la reunión inicie, escriba esas tres tareas en su lista de tareas (véase Capítulo 5), escriba “leche” en su lista de comparas, y anote que va a ir a ver a su jefe mañana temprano para averiguar lo que realmente quiso decir (véase Capítulo 8). Ahora, puede limpiar su mente de esos temas y liberar espacio para esa tarea en la que está trabajando. No se preocupe por olvidar cosas; confie en el sistema y deléguelas.

Claro, usted es una persona inteligente. Usted puede recordar todas esas cosas y trabajar al mismo tiempo, ¿pero porqué querría eso? Soy tan tonto como una tostadora comparada con la mayoría de la gente con la que trabajo, pero uso estas técnias para nivelar el campo de juego. Si usted es una persona inteligente, puede tener la efectividad de las personas que son super-inteligentes. Y si usted es super-inteligente, bueno, ¿porqué está leyendo este libro? ¡Denos al resto un descanso!

¿Dificultad para dormir?

Conciliar el sueño consiste en dejar que su cerebro se relaje. ¿Cómo puede relajarse si espera recordar algo para mañana? No puede hacer ambas cosas a la vez.

Mantenga una libreta y una pluma al lado de su cama. Cuando algo lo mantenga despierto, escríbalo e intente dormir de nuevo. Apuesto que dormirá pronto.

Esta técnica también funciona si algo le preocupa o lo enoja. La preocupación nos mantiene despiertos porque inentamos recordar hacer algo de lo que nos preocupa. La ira nos mantiene despiertos porque intentamos recordar que estamos enojados! Si escribe que es lo que le preocupa o lo hace enojar, su cerebro se relajará un poco porque sabe que la libreta estará ahí por la mañana.

Aún mejor, puede llamar a su trabajo y dejarse un correo de voz. Esto funciona de donde sea que haya un teléfono. ¡Esto además elimina la oportunidad de que olvide tomar nota en el trabajo!

Mucho teléfonos celulares y reproductores de MP3 incluyen grabadoras de voz. Genere el hábito de usarlas para no perder sus buenas ideas.


Volver al índice

  • libros/gestion_del_tiempo/2_01_el_cerebro_enfocado.txt
  • Última modificación: hace 3 años
  • por Fernando Leal