4 - Monitoreo del Sistema

Ningún administrador de sistemas UNIX puede omitir jamás el monitoreo de éstos. Todos los sistemas a cargo de un administrador deben monitorearse en algún momento y de alguna manera, ya sea por razones de seguridad, monitreo del rendimiento, solución de problemas, utilización del disco o fallas de hardware. Sea cual sea el motivo, el sistema debe monitorearse.

Una de las razones más comunes para ello es reunir información de utilización del sistema para generar informes y grpaficas atractvias destinados a la gerencia. Esta información también es un útil indicador del curso seguido por el sistema. Después de cierto periodo, en la mayoría de los sistemas empieza a emerger un patrón. Cuando se actualizan aplicaciones y otras piezas de software y se integran al ambiente nuevos usuarios y dispositivos es necesario tener más memoria, CPUs más veloces y más espacio en disco.

En un mundo imaginario usted podría presentarse en la gerencia de la compañía, decir aue necesita más espacio en disco o más memoria y recibir por respuesta: “Está bien”. Pero en realizdad todas las empresas están sujetas a un presupuesto. Lo que no está dentro del presupuesto no se compra. Esto es magnífico cuando un proveedor lo presiona para que adquiera sus productos. Dígale francamente que carece de presupuesto. No volverá a llamarle hasta el primer día del nuevo año fiscal.

¿Cómo lograr incluir una compra en el presupuesto? Con una palabra muy importante: justificación. Si una necesidad no se justifica, olvídelo. La mejor manera de justificar algo, es con pruebas. Ésta es la funcion del monitoreo de sisstemas. Cuando a un sistema se le monitorea desde el principio, los datos son irrefutables. Dependiendo de los servicios que preste una estación de trabajo o servidor UNIX, a veces es posible atribuir a otro departamento o grupo parte de los gastos de la compra de un nuevo sistema. Esto les encanta a los administradores de empresas, ya que cuando están tramitando una autorización, confirman la necesidad del nuevo sistema en varios departamentos.

En casi todos los casos, las piezas clave revelan sus patrones de crecimiento a vigilar. Aunque cada sistema y ambiente es distinto, ciertos patrones siguen una tendencia definida al sobrecargarse un sistema. Los siguientes son algunos patrones por supervisar.

El comportamiento de las CPUs varía bastante dependiendo de las aplicaciones o servicios en ejecución. En un sistema con 18 CPUs podría ser normal un índice de utilización del 98%. Muchos sistemas de bajos promedios iniciales de carga podrían experimentar aumentos pausados o incluso periodos de agudos incrementos. Durante las horas hábiles normales, los promedios de carga pueden aumentar o disminuir notablemente. A la larga quizá sean menos las reducciones, y creciente la sobreutilización de las CPUS.

En el monitoreo de la memoria suelen descatar un par de cosas. La memoria crece constantmente conforme se actualizan aplicaciones, se añaden servicios o aumenta la productividad de los usuarios. El incremento de la memoria y del intercambio de información retarda al sistema. Si, por otra parte, un nuevo usuario emplea el sistema con un propósito diferente o se instala una nueva aplicación, podría presentarse una súbita necesidad de más memoria.

Vigile el espacio en el disco al paso del tiempo, con él suele ocurrir algo muy interesante. Es muy sencillo prever la necesidad de incrementarlo. Al principio su uso fluctúa, aunque aumenta mucho más de lo que disminuye. La mayoría de los usuarios no prestan atención al porcentaje de espacio disponible en disco; creen contar co nun monto infinito hasta que se agota. No obstante, cuando los discos se saturan, lo normal es que sólo sea posible recuperar un 5-10% de espacio, porque todo lo demas es vital para los usuarios. Si no aceptan posibilidades alternas (archivación, CD grabables, etc.) los verá lugar por el último 10%. Pero como para ese momento ya es demasiado tarde, recurrirán a usted en busca de milagros y de un espacio inexistente.


Volver al índice

  • libros/unix_tips_y_trucos_de_administracion/4_00_monitoreo_del_sistema.txt
  • Última modificación: hace 4 años
  • por Fernando Leal